El día que terminó el siglo XX

El 9 de noviembre de 1989 terminó el siglo XX, el más corto y convulso de la Historia.

Ese día, Günter Schabowski, Ministro de Propaganda de la RDA, anunció en conferencia de prensa, retransmitida en directo por la televisión de Alemania Oriental, que a partir de la medianoche los ciudadanos de Alemania del Este podrían cruzar cualquiera de las fronteras de la República Democrática de Alemania, incluido el Muro de Berlín, sin necesidad de contar con permisos especiales.

La reacción fue inmediata, la voz se corrió en ambas partes de Berlín y diez mil berlineses del Este se plantaron en los puntos de control del muro, exigiendo pasar al otro lado. En esos momentos, ni los guardias de control de fronteras ni los funcionarios del ministerio encargados de regularlas tenían aún información oficial, pero nadie estuvo dispuesto a asumir la responsabilidad del uso de fuerza letal. Sin una orden concreta, finalmente los guardas cedieron: el punto de control de Bornholmerstrasse se abrió a las 23.00, permitiendo el paso de personas sin necesidad siquiera de identificarse.

Los berlineses orientales fueron recibidos con gran fiesta. La mayoría de los bares cercanos al muro daban cerveza gratis y los desconocidos se abrazaban entre sí. En la euforia de esa noche, muchos berlineses occidentales escalaron el muro y comenzaron a derribarlo con cualquier medio que tuviesen a mano. El virtuoso del violoncello Mstislav Rostropovitch, que había tenido que exiliarse al Oeste, fue al pie del muro a animar a los que lo demolían.

Rostropovich en el Muro de Berlin

Rostropovich en el Muro de Berlín

En las semanas siguientes, las autoridades de la RDA anunciaron la apertura de diez nuevos puestos de paso. Multitudes a ambos lados esperaban durante horas y animaban a las excavadoras mientras abrían nuevos pasos. El 22 de diciembre de 1989 se abrió el paso de la Puerta de Brandenburgo.

12 de noviembre, 1989 © John Gaps / AP

12 de noviembre, 1989 © John Gaps / AP

Técnicamente, el muro siguió bajo vigilancia durante algún tiempo después del 9 de noviembre. Incluso, durante algunos meses los militares de Alemania oriental intentaron reparar los destrozos provocados por los habitantes del Oeste, pero finalmente se dieron por vencidos, permitiendo nuevos derribos y tolerando los pasos “sin autorización” a través de los agujeros.

El 1 de julio de 1990 cesaron oficialmente todos los controles fronterizos, aunque habían dejado de tener sentido bastante tiempo atrás. El desmantelamiento continuó hasta noviembre de 1991, ahora llevado a cabo por unidades militares. Sólo unas pocas secciones y torres de vigilancia quedaron en pie, en recuerdo.

Peter Fechter, de dieciocho años, murió desangrado en el muro el 17 de agosto de 1962. Durante una hora permaneció pidiendo auxilio a la vista de cientos de testigos de Berlín occidental, que gritaban “¡Asesinos!” a los guardas del muro, pero sin recibir asistencia médica de ningún lado por miedo. Fue una de las primeras víctimas del Muro.

Chris Gueffroy murió tiroteado el 6 de febrero de 1989 al intentar saltar el muro; Winfried Freudenberg murió el 8 de marzo de 1989 al estrellarse en el improvisado globo aerostático con el que intentaba cruzar a Berlín occidental. Fueron las últimas víctimas.

5 pensamientos en “El día que terminó el siglo XX

  1. Lo curioso del caso, señor Invitado, es cómo se dio el anuncio: Conferencia de prensa televisada, afrimación del ministro Schabowski y pregunta de un periodista: ‘¿Cuándo entrará en vigor la normativa?’. Y, muy germánicamente, la respuesa fue: ‘En cuanto lo diga. Ahora’.

    Y la gente se echó a la calle. Lo que nos permite concluir que en la RDA no se debía vivir particularmente bien.

    Mmmm… ¿Actualidad o reciente visionado de ‘La vida de los otros’?

  2. Pues estricta actualidad, porque no he visto (aún) ‘La vida de los otros’. Aunque me gustó mucho ‘Goodbye, Lenin’ y lo pasé muy mal cuando era más jóven con una película de Disney cuyo título no recuerdo en la que una familia al completo planeaba pasar al otro lado usando un globo aerostático…

    ‘En cuanto lo diga. Ahora’. Eso es capacidad de decisión, y lo demás son tonterías…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s