Let the right one in

El título original es Låt den rätte komma in, literalmente deja entrar a la persona adecuada o deja entrar a la persona correcta, aunque en español, editada por Espasa, se ha traducido simplemente como déjame entrar. Se trata de una novela del escritor sueco John Ajvide Lindqvist, adaptada al cine por Tomas Alfredson. Y es una novela de absoluto terror, tristeza y belleza al mismo tiempo.

let-the-right-one-in

Oskar es un chico solitario de doce años que vive con su madre separada en un barrio residencial a las afueras de Estocolmo. Su carácter inseguro lo hace blanco de las crueles burlas de sus compañeros de clase.

Una noche de invierno en un parque cercano a su casa conoce a Eli, su recién llegada vecina. Eli tiene también doce años, sólo sale de noche, huele de forma extraña, no parece importarle el frío y necesita ser invitada para poder entrar en las casas de otras personas. La llegada de Eli y un adulto que la acompaña coincide con una serie de violentos crímenes en la zona.

Poco a poco la amistad entre Oskar y Eli se va haciendo más intensa. Él encuentra en ella la fuerza y el coraje para defenderse de las burlas en el colegio y ella parece encontrar en él un alivio a su soledad… Pero sus vidas, y las de todos los que los rodean, cambiarán para siempre en unos pocos días de finales de 1981.

Aunque está protagonizada por adolescentes, Let the right one in es una historia para adultos. No sólo porque sea un libro de terror, sino también porque refleja los aspectos más sórdidos de la sociedad y de la naturaleza humana: la brutal violencia de los misteriosos crímenes no es menor que la crueldad de unos niños hacia otros, y Lindqvist la entrelaza con las historias de los personajes que rodean a la joven pareja: la madre de Oskar, superficialmente sobreprotectora pero ajena a todo lo que vive su hijo, separada de su padre porque éste no puede controlar su alcoholismo; Lacke y Virginia, incapaces de amarse y cuyo único horizonte es llegar a la siguiente noche para volver a emborracharse con otros colegas tan perdidos como ellos; Tommy, el único amigo de Oskar, tan incapaz de hacer nada por defenderlo como de aceptar al nuevo novio de su madre; Håkan, el adulto que vive con Eli y que todos creen su padre, cuya obsesión por poner sus manos sobre la chica sólo es frenada por el terror que siente hacia ella; la pandilla de Johny, Micke y Tomas, adictos a esnifar pegamento en un sótano, a martirizar a Oskar y sin futuro más allá del cemento y los parques del suburbio de Estocolmo. O el propio Oskar, que se libera de su rencor acuchillando árboles por las noches, mientras imagina que está asesinando a los otros chicos… En un microcosmos así, el monstruo se convierte en el personaje más humano.

La adaptación del sueco Tomas Alfredson es brillante, fiel a la extrema dureza de la novela de Lindqvist, con todos los aspectos técnicos -iluminación, fotografía, guión o realización- unidos a unas actuaciones soberbias (destacando los actores noveles Kåre Hedebrant como Oskar y, sobre todo, Lina Leandersson como Eli) que unen un drama de terror y oscuridad con un cuento de amor y luz. Hay ternura y hay besos, hay horror y sangre, y envolviéndolo todo, una gélida sensación de tristeza inevitable a la que contribuye la magnífica banda sonora de Johan Soderqvist: escondida entre composiciones que se deben evitar si se pretende conciliar el sueño, Eli’s theme es una de las piezas musicales más sobrecogedoramente bellas que haya escuchado nunca.

Pocas veces una novela, una película y una música fueron tan terroríficas y bellas al mismo tiempo…

6 pensamientos en “Let the right one in

  1. A mi personalemte me recordo un poco a mis sentimientos de adolescencia cuando conoces a alguien que te gusta demasiado y harias cualquier cosa por protegerla, las partes gore especialmente cualdo cuelgan al joven son demasido repulsivas, fue una pelicula pensada en los adolescentes maduros y ya no tanto pero describe muy bien los fuertes sentimientos de odio y afecto que pasa cualquiera niño o niña que comienza al ingresar a la adolescencia, la actuacion de la niña Lina es muy madura e impactante para la edad que tiene y su talento ya es mas que convincente en la industria, espero le vengan papeles mas variados y no la estanquen en el genero.

    Saludos desde lima peru

    Omar

  2. Yo acabo de ver la pelicula hace unos minutos y me ha encantado. Las peliculas de ese tipo no me suelen gustar, pero esta me ha parecido increible. ¿Terrorifica? Bueno… puede que si, pero a mi no me ha dado ningun miedo.

    Saludos.

  3. Ya comenzaba a pensar que nada acerca de vampiros me asombraria y miren con lo que nos encontramos.
    mezcla de vampiresco,romantico,sensible,siniestro ,etc…
    me encanto el hecho de que toda secuencia tubiera un sentido de que cada moviemiento tubiera su significado,nada porque si.
    que el vocabulario fuera preciso y nada.. simplemente impresionante

    gracias a David por prestarmela…

  4. Pingback: Nästa: Stockholm « El invitado de invierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s