El ‘Jumping Jester’

10 de marzo, 13:40 pm.
Ya la había visto antes, por la ventanilla del vagón, pero salir de la estación bajo la nieve es toda una experiencia. Los copos bailan todos a mi alrededor, como pedacitos ingrávidos de frío papel blanco, quedándose en mis hombros y en las orejas, el pelo, las manos… No puedo evitar sonreir como un niño.

Snow falling on Pamplona

10 de marzo, 22:00 pm.
El cielo es negro ahí arriba, y todo lo demás es blanco, porque ha estado nevando todo el día. Mañana la nieve se habrá ido, pero el viento helado se va a quedar, para sufrimiento de mis orejas.

11 de marzo, 21:30 pm.
Estoy en el Bar Central, en la Plaza de Yamaguchi, tomando un pincho de patatas. Hay una pareja joven en una mesa cercana, diecisiete o dieciocho años. Han terminado su bebida y sólo hablan. Aunque se besan tímidamente, es de sus gestos de donde proviene la calidez de su esquina: él le coge la mano, ella deja caer su cabeza en su hombro. Apostaría a que es su primera cita. No puedo oír lo que dicen, y tampoco es de mi incumbencia. Después de un rato, se marchan y desaparecen en la fría noche de afuera.

11 de marzo, 14:00 pm.
La Clínica Universitaria de Navarra es un compacto edificio blanco aledaño al campus universitario. Se espera -y se encuentra- silencio en sus pasillos, a pesar del trasiego de gente, pero el silencio parece el estado natural de esta ciudad de todas formas. El director de comunicación, Jesús Zorrilla, es un hombre educado, elegante, sonriente, un periodista de la vieja escuela reconvertido en el responsable de comunicación de una de las clínicas privadas más innovadoras y de mayor prestigio de Europa. Y aún así, cercano: antes de que abandonemos el edificio, se ha saludado con una docena de personas.

11 de marzo, 23:00 pm.
El Jumping Jester es un pub irlandés típico. Aún hay poca gente: un grupo de ingleses cerca de la puerta, unas chicas americanas en la barra, una pareja de españoles en una de las mesas. Lo que estos últimos no saben es que, entre los ingleses, el hombre de pelo blanco que parece haber olvidado que aún lleva las gafas de sol en la cabeza es Michael Agar, el Director de Infografía del Daily Telegraph; y las chicas americanas son Kaitlyn Yarnall, cartografista de National Geographic, y sus colegas.

12 de marzo, 02:50 am.
Kaitlyn me está contando, en un perfecto español de California, que había querido hacer su conferencia de esta mañana, acerca del uso de los mapas en la infografía, lo más amena y útil posible, aunque había estado preocupada porque su audiencia eran los mejores infografistas del mundo. Le digo que lo ha conseguido. Álvaro Valiño, jefe de infografía del diario Público está de acuerdo también. Y Pablo loscri, responsable de infografía del bonaerense Clarín bromea con ella sobre su propio español, el de ella y el nuestro.

2 de marzo, 17:30 pm.
Y el premio Steve Sullivan al mejor infográfico del año es para… Thomas Molén, por su gráfico online sobre las tendencias del voto en Eurovisión, publicado en el diario sueco Svenka Dagvladet. Hablé con él anoche, en el Jumping Jester. “¿Cuál crees que es mejor comic, el Watchmen de Alan Moore o Dark Knight de Frank Miller?” fue la pregunta que abrió la charla. Estilos visuales, Tintin, las tendencias en los gráficos online, la forma de vida sueca, salir en bicicleta por el campo, Star Trek versus Star Wars, la dinámica de trabajo en un diario, las fuentes de inspiración… Una charla interesante con un gran tipo.

12 de marzo, 02:30 am.
Esta noche el Jumping Jester es la mejor escuela de infografía del mundo, ya que todos los maestros están aquí. La mujer sentada a mi lado es Hannah Fairfield, editora de infográficos de la oficina de The New York Times en Washington. “Lo que haces es observado por todo el mundo, y puede marcar la tendencia de los gráficos que se vayan a hacer los próximos años. ¿No sientes un poco de presión por ello? En realidad, no. Si me parase a pensar demasiado en ello, sí la tendría, pero prefiero ignorar esos factores y concentrarme en contar historias interesantes a los lectores.” Es tan elegante, por dentro y por fuera…

12 de marzo, 03:15 am.
Es la última oportunidad para los voluntarios de la Cumbre de los Premios Malofiej, estudiantes de la Universidad de Navarra, para aprender una lección final, para hacer un contacto, para intercambiar una dirección de email o para negociar unas prácticas futuras en The Guardian, Die Bild, El Mundo o el estudio Kircher-Buckhardt de Berlín. No juzgo cómo, y no tendrán una oportunidad mejor. He visto al equipo de la BBC antes, pero no puedo encontrarlos ahora. No sé si Claire Shannon estaba con ellos, y nunca lo sabré. La oscura y fría noche me espera fuera.

Anuncios

2 pensamientos en “El ‘Jumping Jester’

  1. No sé qué me ha gustado más, si lo de la nieve o la cumbre de infografía. Me habría encantado verlas a las dos porque parece que lo has pasado bien, has aprendido y, estoy segura, tendrás ahora muchas más ganas de hacer más y mejores cosas y, por mucho que me guste lo que ya haces, siempre está bien llegar un poco más lejos.

    Por cierto, que me uno a la petición de David en el otro post.

    Besos 😉

  2. Aunque totalmente inmerecidos, gracias por los cumplidos. De verdad ha sido una gran experiencia pasar unos días con gente de todo el mundo que se dedica también la infografía, descubrir que no estamos solos y comprobar que me queda mucho por aprender. Es un buen comienzo.

    Respecto a la petición lanzada por David… ha sido cortesmente rechazada en el otro post. 😉

    Beso (y hasta pronto).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s